Este blog y todo su contenido se han mudado a:



sábado, 14 de febrero de 2009

Placa republicana de la Ley Salmon en Sarria.

Esta casa esta acogida a los beneficios de la ley de paro de 25 de junio de 1935

Placa del Ministerio de Trabajo de la II República
Avenida de Sarria, num 35

Encontrar algún recuerdo urbano de la extinguida II república en Barcelona es muy complicado, especialmente si este es original de la época. Los cuarenta años de dictadura se encargaron de borrar de la vía publica todo aquello que tuviera alguna connotación republicana, pero de tanto en tanto si uno se fija puede llevarse alguna sorpresa.

Esta placa de vivienda encontrada por casualidad en un viejo edificio de Sarria, nos muestra un edificio construido bajo el amparo de la conocida como ley salmón, una iniciativa del gobierno Lerroux para detener el paro en España.

La ley del paro o "Ley salmón"

El gobierno (o desgobierno según se mire) de la República en aquellos momentos estaba en manos de la CEDA y el Partido Radical del polémico y extravagante Alejandro Lerroux quien ejercía de Presidente de gobierno. El país estaba sumido en una fuerte crisis, y el paro no dejaba de crecer, así que se busco un plan de choque, representado en la "Ley de Prevision contra el Paro" del ministro de trabajo Federico Salmón.

Esta ley perseguía sobretodo reducir el paro mediante la construcción de viviendas baratas para trabajadores y accediendo a dar ventajas fiscales a los empresarios constructores. En definitiva, Salmón persiguió incentivar las inversiones para mejorar el mercado laboral.

De ministro a preso en la modelo, y de ahí a Paracuellos.

Tras la llegada al poder del Frente Popular y el posterior estallido de la Guerra Civil, Salmón quien no cometio ningún tipo de delito, se convirtió en un objetivo a batir en la zona republicana, ya que no solo había sido miembro de la CEDA (partido del que fue secretario general) si no que además era un ferviente católico.

Su destino estaba escrito, paso a la tristemente famosa Cárcel Modelo madrileña y de allí fue sacado para ser fusilado en Paracuellos del Jarama junto con otros presos de derechas o católicos, en uno de los episodios mas oscuros de la zona republicana y del que hoy en día se sigue responsabilizando entre otros a Santiago Carrillo.


Las placas franquistas.

Encontrar placas republicanas resulta complicado, todo lo contrario que las franquistas del antiguo Instituto de Vivienda, las cuales están presentes en practicamente todos los barrios, situadas en los edificios de protección oficial.

Estas placas en las que se hace constar el régimen especial del edificio, están siendo sustituidas por otras de la Generalitat, pero el ayuntamiento (encargado de su sustitucion) no esta encontrando colaboración por parte de los vecinos que se han mostrado especialmente indiferentes. Y es que el bipartito municipal presento una campaña de retirada gratuita de las placas a la que tan solo se sumaron un 5% de los edificios barceloneses afectados.

¡Placas a 150 €!

Mas tarde o temprano estas placas acabaran desapareciendo de la mayoría de edificios, salvo aquellas que como la placa republicana de Sarria logren salvar la goma de borrar que los gobiernos impulsan sobre la historia que no es de su agrado.

Si en su edificio tienen una de estas placas, no dude en vigilarla, y es que en internet ya se pueden encontrar muchas a la venta con precios que pueden llegar a los 150 euros.


Para saber mas:
Articulo sobre la escasa acogida del plan municipal de retirada de placas
Biografia de Federico Salmon
Imagenes del Gobierno Republicano de Lerroux "Bienio Negro"

LOCALIZACIÓN




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA DEL AUTOR

La redacción de las entradas son todas originales del autor (salvo que se indique lo contrario) para ello utilizo como fuente documental un gran numero de libros (los principales están reseñados en el lateral del blog) revistas, películas documentales, hemerotecas online de periódicos y la indispensable wikipedia.

También originales del autor son todas las fotografiás (Salvo que se indique lo contrario, error u omisión) que conseguí visitando los distintos lugares en los que sitúo los acontecimientos. Esto influye en las actualizaciones que son menos habituales de lo que desearía.

Pido disculpas de antemano por los errores involuntarios que estos artículos pudieran contener.